Tricomonosis

La tricomonosis es una enfermedad venérea del ganado vacuno causada por Tritrichomonas foetus, un parásito protozoario flagelado del género Tritrichomonas de la familia Trichomonadidae. La tricomonosis es asintomática en los toros, pero en las vacas la enfermedad se caracteriza por infertilidad, aborto, muerte embrionaria y fetal temprana, maceración fetal, piometra y flujo vaginal. La enfermedad tiene una distribución mundial y, en algún momento, tuvo gran importancia económica como causa de aborto e infertilidad, especialmente en el ganado lechero. El uso generalizado de la inseminación artificial en muchas zonas del mundo ha contribuido a reducir su prevalencia. Se han registrado casos de Tritrichomonas foetus en gatos domésticos, caballos y corzos. Otras especies, como cabras, cerdos, perros, conejos y cobayas, han sido infectadas experimentalmente. También se ha aislado Tritrichomonas foetus en gatos con diarrea y ahora se conoce comúnmente como T. foetus “genotipo gato”. La transmisión de la enfermedad se produce principalmente por el coito, pero también puede producirse una transmisión mecánica a través de instrumentos de inseminación o mediante un examen ginecológico. El organismo puede sobrevivir en el semen completo o diluido a 5°C. Los toros de más de 3-4 años son el principal reservorio del parásito, ya que suelen ser portadores a largo plazo, mientras que la mayoría de las vacas y los toros jóvenes (de menos de 3 años) pueden eliminar la infección espontáneamente. Se comercializa una vacuna de células completas muertas parcialmente eficaz. También se ha informado de que Tritrichomonas foetus causa infecciones en humanos, incluyendo meningoencefalitis y peritonitis en individuos inmunodeficientes e inmunodeprimidos.