Metritis contagiosa equina

La metritis contagiosa equina es una enfermedad inflamatoria de las partes proximal y distal del tracto reproductivo de la yegua causada por la bacteria Taylorella equigenitalis, que suele provocar una infertilidad temporal. Es una infección no sistémica, cuyos efectos se limitan al tracto reproductivo de la yegua. Cuando se presenta, los signos clínicos incluyen endometritis, inflamación del cuello del útero y vaginitis de gravedad variable así como secreción vaginal mucopurulenta de leve a abundante. La recuperación no presenta problemas, pero algunas yeguas infectadas se convierten de modo prolongado en portadoras asintomáticas o sintomáticas. El contacto venéreo directo durante el apareamiento natural presenta el mayor riesgo de transmisión de T. equigenitalis a partir de un semental contaminado o una yegua infectada. La transmisión venérea directa también puede producirse por inseminación artificial utilizando semen infectado crudo, refrigerado y posiblemente congelado. De forma indirecta, la infección puede adquirirse a través de la transmisión por fómites, la contaminación manual, el cumplimiento insuficiente de medidas de bioseguridad adecuadas en el momento de la reproducción y en los centros de recogida de semen. Los sementales pueden ser portadores asintomáticos de T. equigenitalis. Los principales puntos de colonización de la bacteria son las membranas urogenitales (fosa uretral, seno uretral, uretra terminal y prepucio). Los puntos de persistencia de T. equigenitalis en la mayoría de las yeguas portadoras son los senos y la fosa del clítoris y, con poca frecuencia, el útero. Los potros nacidos de yeguas portadoras también pueden ser portadores. El organismo puede infectar a otras especies de équidos además de los caballos, por ejemplo a los burros. Todavía no se dispone de vacunas eficaces. No se sabe que Taylorella equigenitalis infecte a los seres humanos.