Leucosis bovina enzoótica

La leucosis bovina enzoótica es una enfermedad del ganado bovino causada por el virus de la leucemia bovina, miembro de la familia Retroviridae. El ganado puede infectarse a cualquier edad, incluso en la fase embrionaria. La mayoría de las infecciones son subclínicas, pero un porcentaje de bovinos (~30%) de más de 3 años de edad desarrollan linfocitosis persistente, y un porcentaje menor desarrolla linfosarcomas (tumores) en varios órganos internos. También se ha registrado infección natural en búfalos de agua y capibaras. Los signos clínicos, si se presentan, dependen de los órganos afectados y pueden incluir trastornos digestivos, inapetencia, pérdida de peso, debilidad o flaqueza general y, a veces, manifestaciones neurológicas. Los ganglios linfáticos superficiales pueden estar evidentemente agrandados y pueden ser palpables bajo la piel y mediante un examen rectal. El ganado con linfosarcomas puede morir repentinamente, o semanas o meses después de la aparición de los signos clínicos, dependiendo de la localización y el número de tumores y de las características del crecimiento del tumor. Aunque varias especies pueden ser infectadas por inoculación del virus, la infección natural sólo se produce en el ganado bovino (Bos taurus y Bos indicus), los búfalos de agua y los capibaras. Las ovejas son muy susceptibles a la inoculación experimental y desarrollan tumores con mayor frecuencia a una edad más temprana que el ganado bovino. También puede detectarse una respuesta persistente de anticuerpos tras la infección experimental en ciervos, conejos, ratas, cobayas, gatos, perros, ovejas, monos Rhesus, chimpancés, antílopes, cerdos, cabras y búfalos. No existe vacuna contra el virus de la leucemia bovina. No se considera que el virus de la leucemia bovina sea un peligro para los seres humanos.