Selección del editor

La sanidad animal desde la economia

En 2021 se registraron importantes avances en el desarrollo de métodos para estimar el impacto socioeconómico de las enfermedades animales a nivel nacional y mundial. Estos conocimientos ayudarán a orientar y priorizar las iniciativas de sanidad animal en favor de la mejora de los medios de sustento, el bienestar animal y la sostenibilidad medioambiental.

Enfermedades animales: su impacto en la sociedad

Si una familia de Madagascar pierde a una vaca cebú por enfermedad, se ve privada de algo más que el valor del animal, ya que el ganado es esencial para su subsistencia al proveer leche para el hogar y fuerza de arado y de tiro en el campo. De hecho, se convierten en una parte íntima de la vida familiar. Las enfermedades animales también pueden tener efectos secundarios en el comercio, el suministro de alimentos, los medios de sustento y, en última instancia, la salud y el bienestar humano. Aunque estos efectos son difíciles de cuantificar, es importante llevar a cabo un análisis en la materia de tal manera que se atiendan adecuadamente las necesidades de los productores ganaderos.

Con esta perspectiva, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA, fundada como OIE) se asoció con la Universidad de Liverpool (UoL) para promover el desarrollo de conocimientos en economía de la sanidad animal. El objetivo final es ayudar a los Servicios Veterinarios y de Sanidad de los Animales Acuáticos a tener un mayor impacto en la vida de las personas y en las economías nacionales.

En 2021, la OMSA y sus socios reunieron más de 7 millones de dólares estadounidenses destinados a poner en marcha el Programa sobre el impacto mundial de las enfermedades animales (GBADs). A través del GBADs, nos esforzamos por comprender los costos directos e indirectos de las enfermedades animales con el fin de mejorar no solo la sanidad y el bienestar de los animales, sino también el bienestar humano, especialmente en las comunidades rurales que viven de la agricultura. El impacto incluye los efectos sobre las poblaciones ganaderas y la agricultura, la carga que implican los esfuerzos de mitigación y las consecuencias comerciales.

«El programa GBADs ayudará a los Servicios Veterinarios a mejorar sus inversiones en el fortalecimiento de los sistemas de sanidad animal y la asignación de recursos, y a disponer también de una estructura de datos que les permita evaluar las políticas anteriores«, explica Jonathan Rushton, director del programa GBADs, con sede en la Universidad de Liverpool (Reino Unido).

1300 millones de personas dependen de los animales para subsistir

300 mil millones de dólares es el costo directo anual estimado de las pérdidas de ganado por enfermedades animales

Uniendo la ciencia económica con los conocimientos veterinarios

Hasta la fecha, las estimaciones del “impacto” mundial de las enfermedades animales han sido limitadas debido a la falta de un proceso sistemático y estandarizado entre países y sistemas de producción animal. ¿Cómo afectan las enfermedades animales la salud y el bienestar de los seres humanos? ¿Cuáles son las consecuencias socioeconómicas positivas de la aplicación de medidas preventivas a largo plazo? Las respuestas sólo pueden venir de la fusión de los conocimientos de las ciencias veterinarias y las económicas.

«Si sabemos lo que perdemos o lo que gastamos, tendremos una mejor idea para presentar argumentos en favor de las inversiones provenientes de los gobiernos, el sector privado o los agricultores individuales«, explica Jonathan Rushton, quien también es profesor de sanidad animal y economía de los sistemas alimentarios en la Universidad de Liverpool. «Se trata de invertir en los lugares adecuados para lograr los mejores resultados en la gestión del riesgo«.

El programa GBADs, liderado conjuntamente por la OMSA y la Universidad de Liverpool, lo implementan organizaciones y universidades que trabajan en la intersección entre las políticas públicas, el sector privado y el sector académico.

Este año, el programa entra en una nueva etapa. Hemos puesto en marcha un marco destinado a medir la carga de la sanidad animal, su impacto en las vidas humanas y las economías, y hemos iniciado un estudio de caso en Etiopía. Igualmente, se ha puesto en marcha un segundo estudio de caso en Indonesia, además de una metodología encaminada a poner a prueba las herramientas que proporcionarán datos pertinentes para el futuro. En base a estos logros, tenemos la voluntad de publicar en 2022 las primeras estimaciones del impacto de las enfermedades animales a nivel mundial y nacional.

En mayo de 2021, también se inició nuestro primer Centro colaborador para la economía de la sanidad animal, que reúne a la Universidad de Liverpool, la Universidad de Utrecht y al Instituto Veterinario Noruego. Esta colaboración facilitará la recopilación de información mediante un enfoque estandarizado y analítico, y acompañará el desarrollo de capacidades en el ámbito de la economía de la sanidad animal y la creación de centros de excelencia similares en otras regiones del mundo.

La sanidad animal desde la economía
El programa GBADs reforzarán la inversión en el campo de la vigilancia y la prevención, con el fin de gestionar y limitar los riesgos de emergencia de enfermedades en las especies ganaderas y acuícolas

Sanidad animal para un mejor desarrollo y bienestar de los seres humanos

El ganado y los animales acuáticos son fuente para unos 1.300 millones de la población mundial de ingresos, alimentos nutritivos, ropa, fertilizantes, materiales de construcción y fuerza de tracción. Una salud deficiente de los animales se relaciona con pobreza y desnutrición. Además, repercute directamente en las mujeres que dependen de las economías rurales basadas en la agricultura, que constituyen dos tercios de los productores con bajo ingreso. Vinculando los datos existentes sobre enfermedades animales con las consecuencias socioeconómicas, el programa GBADs identificará cómo la sanidad animal repercute en los ingresos de los hogares más pequeños, en el empoderamiento de las mujeres y en el suministro equitativo de una dieta segura, asequible y nutritiva.

El enfoque que fusiona los sectores de la sanidad animal y la socioeconomía va por buen camino para orientar nuestras acciones a largo plazo. Los datos recogidos por el programa GBADs contribuirán, en última instancia, a lograr sistemas de producción animal más eficientes. También ayudará a todos los sectores a identificar los problemas de sanidad animal más devastadores que se deben abordar para evitar efectos dominantes en los medios de sustento y el bienestar de los seres humanos y los animales.

Para más información sobre el programa GBADs, haga clic aquí.

Financiación del programa GBADs: el gobierno australiano, la Fundación Bill y Melinda Gates, Brooke, la Unión Europea – DG SANTE, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Irlanda, el Ministerio de Sanidad italiano, la Oficina de Asuntos Exteriores, de la Commonwealth y de Desarrollo del Reino Unido, y el Departamento de Sanidad y Asistencia Social del Reino Unido.

Un artículo del Informe anual de 2021: leer el original