Enfermedad hemorrágica del conejo

La enfermedad hemorrágica del conejo (EHC) es una hepatitis aguda, mortal y muy contagiosa de los lepóridos causada por un calicivirus (género Lagovirus). Hasta 2010, todos los virus de la EHC (VEHC) aislados pertenecían a uno de los seis genotipos previamente identificados (G1-G6), entre los cuales el G6 es un subtipo antigénico (VEHCa). En 2010, un VEHC adicional, filogenéticamente y antigénicamente distinto del VEHC, surgió en Europa y se denominó VEHC2. Otro lagovirus, llamado virus del síndrome de la liebre parda europea (VLPE), causa una enfermedad similar en las liebres (Lepus europaeus, L. timidus y L. corsicanus). La EHC se caracteriza por una elevada morbilidad y una mortalidad de hasta el 90%. La infección se produce principalmente por vía oral. La transmisión ocurre tras el contacto con conejos infectados o a través del contacto indirecto con vectores mecánicos (incluidos insectos, aves y seres humanos) o con herramientas y equipos contaminados. El periodo de incubación de la EHC varía de 1 a 3 días, y la muerte suele producirse entre 12 y 36 horas después de la aparición de la fiebre. Las principales manifestaciones clínicas de la infección aguda son signos neurológicos y respiratorios, apatía y anorexia. En conejos de menos de 4-6 semanas, el curso de la infección por VEHC/VEHCa es subclínico, pero cuando el agente causal es VEHC2, se observan signos clínicos y mortalidad incluso en animales jóvenes a partir de los 7 a 15 días de edad. El control indirecto de la enfermedad se consigue fácilmente mediante la vacunación. El VEHC nunca se ha notificado en humanos ni en otros mamíferos.