Encefalomielitis equina (del Oeste)

El virus de la encefalomielitis equina del Oeste pertenece al género Alphavirus de la familia Togaviridae. Está presente en el continente americano y puede causar enfermedad tanto en humanos como en équidos, con encefalitis en la mayoría de los casos clínicos. La encefalomielitis equina del Oeste se mantiene normalmente en la naturaleza alternando entre huéspedes vertebrados y mosquitos vectores. La encefalitis causada por este virus se produce esporádicamente en caballos y humanos desde mediados del verano hasta finales del otoño en las regiones templadas, pero puede producirse durante todo el año en las regiones tropicales, dependiendo de las condiciones climáticas que favorecen la presencia del mosquito vector. La enfermedad clínica en los caballos se caracteriza por fiebre, anorexia y depresión. En los casos más graves, puede evolucionar a hiperexcitabilidad, ceguera, ataxia, depresión mental grave, postración, convulsiones y muerte. El virus de la encefalomielitis equina del Oeste puede causar enfermedad subclínica o leve con menos de un 30% de mortalidad. Los principales reservorios de la encefalomielitis equina del Oeste son las aves paseriformes. La mayoría de las infecciones en aves no son clínicas, pero se ha notificado que el virus causa enfermedad en aves de corral, aves de caza y ratites. Los caballos y los seres humanos son huéspedes terminales fortuitos de la enfermedad. Las vacunas contra la la encefalomielitis equina del Oeste son seguras e inmunogénicas.